Flash Menu

El primer año de vida de un bebé

 

Realizado con el patrocinio de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura
Volver a noticias
Está usted en:

El primer año de vida de un bebé

13/05/2019 | Unión de Consumidores de Extremadura

 

 

¿Cuánto cuesta tener un hijo? ¿Tendré dinero para mantenerlo? ¿Será el momento? Son preguntas complicadas, y lamentablemente no tienen una única respuesta.

Un país sin hijos es, probablemente, un país sin futuro. Al menos, es un país en el que cuesta mucho creer en el futuro. Tal parece ser el caso de España. Nuestro país tiene un grave problema de natalidad y los datos del Instituto Nacional de Estadística vuelven a corroborarlo. En la primera mitad del año pasado se registraron 179.794 nacimientos de residentes en España, el peor dato desde que existen registros semestrales que datan del año 1941. Solo en el último año se ha registrado un descenso de la natalidad del 6%, lo que refleja hasta qué punto las políticas de estímulo de la maternidad y la paternidad no han dado ningún resultado.

Una de las razones por las que las parejas posponen el momento de convertirse en padres es económica.

A priori, el gasto principal se produce una vez que el bebé ha nacido. Sin embargo, durante el embarazo debe de realizar un importante desembolso para la madre en ropa interior y prendas de tallas grandes que no serán amortizables, ya que el uso sólo es temporal.

No es que nuestra intención sea asustarle, e impedir que nazcan más niños. Nada más lejos de nuestros deseos. Pero criar a un bebé supone un coste importante para los padres.

Criar a un bebe cuesta mucho, no sólo en tiempo y esfuerzos, sino en dinero contante y sonante. Las ayudas actuales son casi inexistentes.

Guardería, canguros, comida, pañales, enseres, y un largo etcétera de productos. Para hallar los costes, hemos calculado la media entre los precios más altos y más bajos de los productos que hemos encontrado tanto en tiendas especializadas, como en centros comerciales o farmacias.

Habitación propia y mucho más
El primer gasto que se debe afrontar es el equipamiento de la habitación del niño. Olvidándonos de la pintura, el suelo, cortinas y otros elementos decorativos, lo mínimo imprescindible es una cuna, con su respectivo colchón y una cómoda donde guardar su ropa. Si se elige bien, la cuna podrá durar hasta que el niño tenga dos o tres años. El precio de una cuna va desde los 145 a los 490 euros (evidentemente hemos encontrado cunas mucho más caras, superando incluso los tres mil euros) pero entendemos que un precio máximo y razonable estaría en torno a esta cantidad. No podemos olvidar sumar el precio del cochón que está entre los 35 y los 125 euros de media. Por lo tanto, el precio medio de la cuna más el colchón estará en torno a los 395,00 euros.

Uno de los elementos más caros es el coche de paseo, pudiendo elegir entre los modelos más básicos o por el contrario los más sofisticados. Antes de decidirte piensa en el uso que le darás y elige el que más se ajuste a tus necesidades y el que sea más cómodo para tu bebé. Una de las mejores opciones es comprar un combo de silla más cochecito de bebé, pues así te servirá para más tiempo y no te tendrás que preocupar de comprar una silla nueva cuando el niño tenga cuatro meses. Los cochecitos más baratos rondan los 200 euros, e incluso menos, si se aprovechan ofertas en “outlets” o rebajas. Los más caros pueden superar los 1.200 euros o más. Todos, en ambos casos, están compuestos por capazo, grupo cero y silla de paseo. El precio medio del cochecito está en torno a los 700 euros.

Respecto a las bañeras, existen de varios tipos, desde las que se colocan directamente en el baño, las hinchables, las que disponen de una estructura de sujeción incorporando un cambiador y un último grupo de bañeras que están empotradas en un mueble con cajones y que también tienen cambiador, sus precios van desde los 15 euros de las más convencionales, a los 250 euros de aquellas encastradas en un mueble. Nosotros en este caso hemos elegido una bañera con cambiador, por un precio de 89 euros.

Una trona básica puede rondar los 70 euros de media. En el caso de los parques, hemos optados por adquirir un parque-cuna de viaje, y así disponer de dos accesorios en uno, su precio medio ronda los 75 euros.

Siempre seguro
Deberemos hacer frente a la compra de la silla para el coche, actualmente existe en el mercado la posibilidad de adquirir una silla que nos valdrá hasta que el niño tenga 4 años, además casi todas disponen del sistema Isofix, y nos permiten un giro de 360 grados.  En un primer momento su precio es más caro, merece la pena, ya que tanto por la seguridad y comodidad del niño, la del adulto (por el giro total), así como por la durabilidad en el tiempo (sirve para los primero cuatro años de vida del bebe). La encontremos desde los 160 hasta los 600 euros. Por lo que su precio medio rondará los 380 euros.

Habrá que adquirir también otros elementos de seguridad, cubre enchufes, bloqueo de cajones, cubre esquinas, intercomunicador, etc., estos pequeños elementos de seguridad, tendrán un coste medio de 105 euros.

El botiquín
Necesitará ampliar su botiquín con algunos elementos imprescindibles, por ejemplo un termómetro, tijeras de punta redondeada, aspirador nasal, algodón, gasas, etc., el precio medio del botiquín puede estar en torno a los 35,00 euros.

El aseo
Si se cree que las cosas acaban aquí, deje de soñar, en cuestión de niños todo es suma y sigue. Su baño diario, necesitan un montón de artículos distintos, que además compraremos para todo un año, entre los que se encuentran; aceite o crema corporal (3 unidades de 200 ml), un bote de colonia de 750 ml, bastoncillos (3 paquetes de 100 unidades), champú (750 ml), jabón líquido (2 unidades de 750 ml), dos paquetes de toallitas, , dos esponjas naturales, un cepillos y peine; 12 tubos de crema balsámica. En total para el aseo, puede alcanzar de media 150 euros de gastos.

Bien vestidos
Otro de los elementos con los que hay que contar en el capítulo de gastos cuando se está esperando un niño es la ropita que va a necesitar, tanto para vestirlo a él como para el capazo y la cuna. Seguro que sus conocidos le regalan algún traje, pijamas o incluso saco, pero los regalos serán una pequeña ayuda, que en ningún caso le quitarán de comprar lo mínimo y necesario. Hay que tener en cuenta que crecen tan rápido que les dura poco, y que en doce meses tendremos que hacer frente a la compra de 4 tallas distintas, que irán de 0 a 3 meses, de 3 a 6, de 6 a 9 y de 9 a 12 meses.

En este aspecto hay que tener en cuenta que la piel del bebé es delicada, por lo que hay que preferir las fibras naturales, tanto para la ropa del pequeño, como para la del capazo o cuna, es mejor tener menos cantidad y más calidad, aunque necesitaremos lo mínimo imprescindible para poder contar siempre con repuestos. Como mínimo deberemos contar de ropa para el bebe por cada talla con: 10 bodys (5 euros unidad), 4 jersey y 4 pantalones (15 € unidad), 4 polainas (4 € unidad), 3 pares de calcetines (2,5 € unidad), 3 pares de patucos (2,5 € unidad), 4 pijamas (8 € unidad), 1 gorro (4 €), 2 toallas de baño (20 € unidad), 2 arrullos (24 € unidad) y un saco (39 euros). Total 364 euros de gastos medios, el gasto en ropa para el bebé (237 euros), deberán de multiplicarse por cuatro tallas.

Para el capazo y la cuna deberemos de realizar la misma operación, o sea comprar como mínimo para el capazo tres juegos de sabanas (29 € unidad), 2 cubre colchones (19 € unidad), 1 manta (22 €). Para la cuna compraremos: tres juegos de sabanas (39 € unidad), 2 cubre colchones (25 € unidad), 1 manta  (36 €), 1 edredón y protector (70 euros). Total gastos medios para el capazo y la cuna 420 euros.

Otros accesorios
La compra de otros productos como biberones, tetinas, chupetes, calienta biberones, esterilizador y demás, todos destinados a prepararle la comida al bebé o a dársela, así como a mantenerlo tranquilo (sonajero, mordedores, …). Un gasto aproximado de 90,00 euros.

Comida y pañales
Pero lo que se lleva la palma en cuestión de gastos son los capítulos de comida y pañales.

Para calcular el coste en pañales, hemos considerado que durante los tres primeros meses de vida el bebé necesitará una media de 8 pañales diario (uno por cada toma) y que estos se irán reduciendo de forma progresiva conforme se va haciendo mayor. El volumen de pañales es abrumador: durante el primer año de vida se necesitarán aproximadamente 2.900 unidades, lo que da un precio medio que puede ir desde los 550 a los 783 euros.

Por lo que respecta a la comida, las cuentas variarán considerablemente si se da pecho al niño o no y del tiempo que dura la lactancia materna. Dado que esto es lo más recomendable, al menos durante los cuatro primero meses de vida, ya que además de tener propiedades anti infecciosas, la leche materna contiene componentes como grasas, minerales y vitaminas, en nuestro gasto sólo hemos incluido la alimentación a partir de los cuatro meses. Quienes por la razón que sea, no puedan recurrir a la lactancia materna, deben añadir a este capítulo de gastos unos 280 euros de media (16 semanas con un gastos de un bote de leche de formular semanal con un coste medio de 18 euros por bote). A partir del cuarto mes usaremos la leche sustitutiva y en el sexto, comenzaremos a utilizar la de continuación, e iremos poco a poco introduciéndolo en nuevos alimentos (frutas, verduras, carnes, pescados, etc.), este gasto puede alcanzar de media los 1.100 euros

Para cuidarlos
Hay que contar también con la posibilidad de que necesitemos seguramente recurrir a una guardería, bien sea pública o privada. Pagaremos igual en una que en otra, ya que no se trata de enseñanza obligatoria. Las privadas cobrarán el precio que tengan establecido, las públicas normalmente en función de los ingresos de los padres. Nosotros, para calcular el coste que esto supondría, incluida matrícula y material que precise el niño, hemos considerado unos 150,00 euros de media al mes, lo que multiplicado por siete (los cuatro primero meses del niño permanece con nosotros en casa y además descontamos uno de vacaciones), nos da unos 1.050 euros para el capítulo de guardería.

El futuro del rey de la casa
Entre unas cosas y otras, el coste del primer año de vida de nuestro bebé sin tirar la casa por la ventana y sin realizar grandes compras, no bajará de los 6.300. Puede que se ahorre en algunas partidas, por ejemplo en el cuidado del niño igual tiene suerte y alguno de los abuelos quiere dedicarse a este menester mientras los padres trabajan. Lo que sí está claro, según los datos de la natalidad en España y la edad en la que tenemos el primer hijo, es que la economía influye y mucho a la hora de tener un hijo, y más los tiempos que corren.

Siempre se ha dicho que los jóvenes somos el futuro de nuestra sociedad, sin embargo, si la natalidad sigue en descenso cada vez será menor la población joven y mayor la anciana. Una población envejecida supone un gran problema, ya que es una población no productiva, que genera bastantes gastos, principalmente sanitarios, disminuyendo con esto la capacidad del país de generar riqueza e ingresos.

Aunque sea una decisión de pareja, queda patente que la administración tendrá que ponerse las pilas si no quiere que dentro de unos años sea tarde para aumentar la natalidad en nuestro país. Si no existen buenas  políticas orientadas a la protección de la familia, sumado a una jornada laboral incompatible con la crianza de un hijo y mientras siga esta tremenda crisis económica, el número de nacimientos seguirá en descenso. Nosotros creemos que el apoyo económico a las familias es importante, no solo a la hora de tener el primer hijo, sino durante los siguientes años.

 

 

Secciones

Alimentación y salud
Consumo y hogar
Medio ambiente
Telefonía
Vivienda y Energía

Reclamar

Prensa

Notas de prensa
Material gráfico

Mapa web

Privacidad

Contacta

Aviso legal